Estrategias de réplica: réplica sintética de índices

En el caso de la réplica sintética de índices, la rentabilidad del índice subyacente del ETF se logra a través de un swap. El ETF firma un contrato de swap con un banco de inversión, la contraparte del swap. El contenido de este acuerdo es la transferencia del flujo de caja del ETF a la contraparte del swap, la cual garantiza la rentabilidad del índice seguido por el ETF. El riesgo asociado con el seguimiento del índice se transfiere del ETF a la contraparte del swap. La propiedad física de los valores representados en el índice ya no es un requisito previo para participar en la rentabilidad del índice, es posible replicar de manera eficiente mercados a los que, por ejemplo, es difícil o imposible acceder debido a restricciones de negociación.

UBS emplea dos estructuras de swaps diferentes para la réplica sintética: el swap financiado en su totalidad y un modelo combinado (swap financiado en su totalidad / swap de retorno total y cartera de activos).

En este método de réplica, la contraparte del swap recibe el flujo de caja del ETF y a cambio se compromete a ofrecer al ETF la rentabilidad del índice. La contraparte del swap logra esta rentabilidad mediante la inversión en valores y derivados que replican el rendimiento del índice. Para proteger el ETF del riesgo de que la contraparte del swap incumpla sus obligaciones, el colateral de la contraparte del swap ofrece una colateralización del 105% en forma de bonos soberanos emitidos por los países del G10 y bonos supranacionales. Los activos utilizados como colateral se mantienen en una cuenta segregada en un banco custodio externo en nombre del ETF (transferencia de propiedad). El ETF tiene acceso inmediato al colateral en caso de que la contraparte del swap incumpla sus obligaciones.

Swap financiado en su totalidad
  1. El ETF transfiere su flujo de caja a la contraparte del swap
  2. La contraparte del swap garantiza al rentabilidad del índice
  3. Por cada transferencia de propiedad, la contraparte del swap proporciona un 105% de colateralización en forma de bonos soberanos del G10

En este método de réplica, el flujo de caja del ETF se divide en una proporción de aproximadamente 80:20.
 

Swap financiado en su totalidad (FFS)

Alrededor del 20% de los activos del fondo son usados por el ETF para alcanzar un acuerdo de intercambio financiado en su totalidad con la contraparte del swap, en el cual la contraparte del swap se compromete a ofrecer la rentabilidad del índice. Para proteger el ETF del riesgo de que la contraparte del swap incumpla sus obligaciones, el colateral de la contraparte del swap ofrece una colateralización del 105% en forma de bonos soberanos emitidos por los países del G10. Los activos utilizados como colateral se mantienen en una cuenta segregada en un banco custodio externo en nombre del ETF (transferencia de propiedad). El ETF tiene acceso inmediato al colateral en caso de que la contraparte del swap incumpla sus obligaciones.

Swap de retorno total y cartera de activos (TRS+AP)

Alrededor del 80% de los activos del fondo son utilizados por el ETF para comprar una cesta de valores, la cartera de activos. La cesta puede contener un subconjunto de los componentes del índice o de los valores sin referencia en el índice subyacente y está optimizado sobre la base de las consideraciones de riesgo / retorno, de manera que solo se requieran pequeños reequilibrios y los costes de transacción se mantengan bajos. En el acuerdo del swap, el ETF intercambia el rendimiento de su cartera por la rentabilidad del índice.

  1. El ETF compra una cesta de acciones por aproximadamente el 80% de su flujo de caja
  2. El ETF transfiere la rentabilidad de la cesta a la contraparte del swap
  3. La contraparte del swap garantiza la rentabilidad del índice
  4. El ETF entra en un swap financiado en su totalidad con la contraparte del swap por aproximadamente el 20% de su flujo de caja
  5. La contraparte del swap garantiza la rentabilidad del índice
  6. Por cada transferencia de propiedad, la contraparte del swap proporciona un 105% de colateralización en forma de bonos soberanos del G10