Qué son las materias primas y cómo puede invertir en ellas

En este manual del CIO, repasamos los mercados de materias primas. Analizamos qué los impulsa y qué tipo de papel pueden desempeñar en su cartera.

Todo sobre los mercados de las materias primas

Las materias primas son componentes fundamentales de la sociedad y la economía

¿Qué son los mercados de las materias primas?

Básicamente, las materias primas son todo lo que cultivamos o extraemos del suelo. Los inversores tienden a dividirlas en cinco categorías: energía, metales industriales, metales preciosos, productos agrícolas y ganadería.

 

El mercado más global de la energía es el petróleo crudo, cuyo precio está influido por la oferta y la demanda y una serie de factores, entre ellos, la salud de la economía mundial.

 

Los metales industriales clave incluyen aluminio, níquel, zinc y cobre. La creciente demanda de este último se ve impulsada por la creciente popularidad de los vehículos eléctricos, que con sus tecnologías de baterías requieren cuatro veces más cobre que los vehículos de combustión interna. Los principales metales preciosos son el platino, la plata y, naturalmente, el oro, que se utiliza como un refugio seguro en épocas de crisis política y financiera.

 

Los precios de las materias primas agrícolas (como el maíz, el trigo, el algodón y el café) y el ganado se ven afectados por las tendencias a largo plazo, como el cambio climático y fenómenos que incluyen la disminución del acceso al agua dulce, la incontrolable ocupación de las áreas urbanas y la pérdida de biodiversidad.

¿Por qué son importantes?

¿Por qué los mercados de materias primas son importantes para los inversores?

 

Los mercados de materias primas son vitales para los inversores por tres razones clave. En primer lugar, desempeñan un papel económico importante e influyen en el crecimiento económico y la inflación. Por ejemplo, un aumento del 100 % de los precios del petróleo genera un incremento de 2,3 puntos porcentuales en la inflación de los precios al consumo.

 

En segundo lugar, los productores de materias primas, como los mineros y los perforadores, forman un componente crucial de los índices del mercado de valores y pueden afectar considerablemente a las empresas de nueva economía, como la fabricación de vehículos eléctricos.

 

En tercer lugar, las inversiones directas en materias primas pueden tener beneficios sustanciales, para protegerse frente a la inflación o aumentar su exposición a tendencias estructurales.

En una cartera

¿Qué papel desempeñan en una cartera?

 

Las materias primas pueden añadirse a las estrategias de inversión por muchas razones. Pueden utilizarse para protegerse frente a riesgos como los conflictos geopolíticos o la inflación. Hoy se trata de un tema especialmente actual con la invasión de Ucrania por parte de Rusia, uno de los mayores productores mundiales de petróleo y gas natural.

 

Los inversores con exposición directa a las materias primas pueden beneficiarse de la subida de los precios de las materias primas, aunque a menudo existe un desfase entre el aumento del precio real de las materias primas y sus cotizaciones. Además, una cesta de materias primas suele tener un buen comportamiento en las caídas económicas cuando la renta variable pierde terreno, porque la renta variable cotiza en el futuro, mientras que las materias primas se centran más en el aquí y ahora.

Inconvenientes

Si bien la inversión en materias primas se ha vuelto más fácil gracias a los contratos de futuros y al aumento de la indexación, existen varios inconvenientes que pueden disuadir a los inversores.

 

A diferencia de los índices de renta variable, las materias primas no suelen seguir una tendencia alcista constante. Los precios de las materias primas también pueden autocorregirse, ya que fomentan una mayor producción. Por ejemplo, un aumento del precio del petróleo conduce a más perforaciones e innovaciones en la extracción y localización de reservas. Del mismo modo, el aumento de los precios de los cereales llevó a los agricultores a plantar más e invertir en eficiencia de los cultivos. Debido a este potencial alcista limitado, la mayoría de los inversores no profesionales consideran las materias primas como un actor de apoyo en sus carteras.


Explore más