Investing in Mexico

Las perspectivas de la actividad económica de México para 2023 parecen más contenidas. Nuestra preocupación se centra en la inflación de los servicios, que sigue acelerándose. Esperamos que los responsables políticos mexicanos sigan apostando por la austeridad fiscal.

Invirtiendo en México

México se enfrenta a varios retos fiscales a medio plazo

Puntos clave del informe

  • La desaceleración de la actividad económica mexicana parece estar en marcha, mientras que la inflación sigue sin alcanzar su techo. Por tanto, esperamos que los responsables políticos sigan dando prioridad a la estabilidad macroeconómica.

 

  • Los principales riesgos para 2023 son una grave recesión en Estados Unidos y los resultados negativos de los conflictos comerciales por resolver.

 

  • Creemos que el peso mexicano seguirá comportándose bien en los próximos trimestres. Mantenemos una opinión optimista acerca de la deuda corporativa mexicana y prevemos que la renta variable de México rendirá a la par con la del resto de mercados emergentes equivalentes

No tan rápido

La economía mexicana demostró ser más fuerte de lo esperado en 2022. Las exportaciones industriales mantuvieron su fortaleza, favorecidas por la mejora en las condiciones de la cadena de suministro y la solidez de la demanda estadounidense. El consumo privado experimentó un repunte por encima de su nivel anterior a la pandemia, impulsado por un volumen de remesas sin precedentes y por el aumento de los salarios reales, así como por la recuperación del empleo y del crédito al consumo.

 

Las perspectivas de la actividad económica de México para 2023 parecen más contenidas. El crecimiento del PIB real del país está destinado a ralentizarse hasta el 0,8% este año, después de haber crecido casi un 3% en 2022. Las agresivas subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal están lastrando el crecimiento económico estadounidense y algunos sectores económicos ya están notando las consecuencias. La caída de la construcción de viviendas en Estados Unidos, por ejemplo, parece estar perjudicando ya a las remesas que llegan a México, ya que muchos puestos de trabajo del sector de la construcción en este país están ocupados por trabajadores de origen mexicano.

 

La actividad industrial estadounidense está disminuyendo en la medida en que el gasto de los consumidores sigue desplazándose de los bienes a los servicios y los inventarios se han reconstituido. En nuestra opinión, esto supone el preludio del debilitamiento de la industria manufacturera mexicana. Los datos muestran que las importaciones de bienes intermedios de México se han desacelerado, y dado que se trata de un país especializado en reensamblado, esto presagia probablemente una caída de las exportaciones industriales.

 

En consecuencia, el indicador del PIB de México se contrajo en noviembre un 0,45% intermensual, tras un comportamiento intermensual prácticamente plano en octubre. Creemos que México aún puede evitar una recesión en 2023, pero parece que la desaceleración ya está en marcha.

 

En espera de la confirmación del techo de la inflación La caída en los precios de la energía, la atenuación de las perturbaciones en la cadena de suministro y una menor demanda de bienes han contribuido al descenso de la inflación en las economías de todo el mundo. A diferencia de Brasil o Estados Unidos, donde hay claros indicios de que la inflación ha tocado techo, las presiones inflacionarias en México están tardando más en disiparse. Los precios de las mercancías siguen siendo elevados, pero empiezan a bajar gradualmente. Nuestra preocupación se centra en la inflación de los servicios, que sigue acelerándose.

 

Teniendo esto en cuenta, esperamos que Banxico mantenga una postura cautelosa y siga subiendo el tipo de interés oficial en su reunión de febrero, aunque podría reducir el ritmo a 25 puntos básicos. El elevado diferencial de tipos de interés de México con respecto a Estados Unidos debería seguir favoreciendo la estabilidad del peso mexicano, convirtiéndolo en una opción atractiva para los inversores que buscan «carry».


Hable con nuestros expertos

Seleccione su país de residencia

Elija una opción

Explore más