Aumentan los riesgos del suministro de energía

Las turbulencias geopolíticas y económicas actuales siguen pesando sobre una amplia gama de clases de activos. Aunque nadie tiene una bola de cristal que pueda predecir con exactitud lo que ocurrirá en el futuro, ofrecemos algunos de los escenarios más probables.

Escenarios de riesgo

Factores que impulsan las decisiones de inversión en la actualidad

4 escenarios de riesgo

No es ningún secreto que la guerra en Ucrania y su precio - tanto humano como económico - siguen afectando tanto a Europa como al mundo. Rusia no ha mostrado señales de alejarse de sus objetivos. Ucrania, por su parte, se empeña en preservar en la medida de lo posible su integridad territorial. Como resultado, es probable que la guerra se prolongue durante algún tiempo.

 

Esto ha llevado a muchos países europeos, entre ellos, Alemania, a anunciar su intención de abandonar el petróleo y el gas rusos para castigar a Rusia y reducir la dependencia de su energía. Es más fácil decirlo que hacerlo. La pregunta clave es: ¿Puede Europa vivir sin el suministro de energía ruso? ¿Y cuál será el impacto en las economías europeas de prescindir de dicho suministro? Ya se habla de racionamiento de gas, lo que aumenta la incertidumbre de los inversores.

 

Aunque no podemos predecir con un 100 % de certeza lo que ocurrirá, en el Radar del riesgo general ofrecemos cuatro posibles escenarios diferentes, dos bajistas y dos alcistas. Estos escenarios pretenden constituir una orientación para los inversores en estos tiempos turbulentos.

 

Los escenarios tienen en cuenta una serie de clases de activos, incluyendo materias primas como el petróleo, los productos agrícolas y los metales industriales, así como las divisas.

 

A continuación, se presentan a los inversores las posibles opciones que deberían tener en cuenta. El objetivo es guiar a los inversores durante un periodo difícil para los mercados.

Escenario bajista 1

Racionamiento del suministro de gas en Europa

 

El riesgo de que Rusia corte el suministro de gas natural a Europa o que solo permita flujos reducidos que serían insuficientes para las necesidades de Europa ha aumentado sustancialmente en las últimas semanas.

 

Una interrupción prolongada sería más grave que un corte del petróleo debido a la dificultad de almacenar y transportar gas, y muchos países europeos dependen en gran medida del gas canalizado.

 

La falta de suministros alternativos, incluso a precios más altos, significa que el gas ruso es mucho más difícil de sustituir que el petróleo. Alemania, por ejemplo, ha puesto en marcha recientemente la segunda fase de su "plan de emergencia para el gas", la última etapa antes del "nivel de emergencia", que incluye el racionamiento del gas.

 

El racionamiento de gas en Europa causaría graves daños económicos, ya que las industrias no podrían operar a plena capacidad y la disminución de la producción se extendería por las cadenas de suministro.

 

Las subidas adicionales del precio de la oferta disponible también se notarían mucho, y los hogares sentirían la carga. Una menor renta disponible ejercería más presión a la baja sobre el consumo, lo que resultaría en una probable recesión en Europa.

Escenario bajista 2

Escalada militar significativa

 

Reconocemos un riesgo de cola de una escalada militar significativa. Esto podría suceder si Ucrania se impusiera en la guerra, o si Rusia tomara represalias como respuesta a la posible entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN.

 

Rusia podría recurrir a medidas extremas como la prueba de armas de destrucción masiva o incluso usarlas en Ucrania. Estas acciones podrían provocar una respuesta de la OTAN, aumentando el riesgo de un enfrentamiento militar directo entre la OTAN y Rusia.

Escenario alcista 1

Interrupciones continuas, sin llegar al racionamiento del gas

 

En este escenario, seguimos observando interrupciones en el suministro de petróleo y gas rusos para Europa. Sin embargo, los flujos de gas a Europa son suficientes para que Europa aumente sus reservas de cara al invierno, lo que garantiza que no se produzcan interrupciones y que se alivien las presiones sobre los precios. Además, Europa puede reducir significativamente su dependencia energética del petróleo y el gas rusos a finales de año.

 

Este escenario no impide un conflicto prolongado o que Rusia se pronuncie de forma agresiva en respuesta a la decisión de Finlandia y Suecia de unirse a la OTAN. Del mismo modo, permite un endurecimiento de las sanciones, incluida una mayor presión sobre otros países para limitar las importaciones de energía de Rusia.

 

Varios países europeos tendrán dificultades, pero la zona euro en su conjunto debería experimentar un crecimiento moderado. La volatilidad del mercado seguirá siendo elevada y los precios de la energía se mantendrán altos.

Escenario alcista 2

Conversaciones entre Rusia y Ucrania

 

En este escenario, vemos que la amenaza de una ampliación del conflicto se desvanece tras el renovado impulso de las negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania, lo que hace más probable que se produzca un alto el fuego.

 

Esto permitiría también que el flujo de gas ruso a Europa se recuperara y llevara a una caída de los precios de las materias primas a escala mundial, lo que aliviaría la presión inflacionista.


Explore más