UBS ETF UBS ETF. Para continuar, debe confirmar que usted es un inversor institucional que vive en España.

Este documento ha sido publicado por UBS con fines meramente informativos y de marketing.

UBS Europe SE, Sucursal en España, con domicilio en calle María de Molina, 4 28006 MADRID, es representante en España de los fondos de inversión gestionados por UBS Asset Management inscritos en los registros de la Comisión Nacional de Mercado de Valores con los nombres UBS (IRL) ETF PLC (nº registro oficial 1507) y UBS ETF (nº registro oficial 1501). Los folletos y versiones simplificadas de los mismos o, en su caso, el documento de datos fundamentales para el inversor, los estatutos, el reglamento de gestión y los informes anuales y semestrales de dichos fondos se pueden solicitar de forma gratuita en UBS, MARÍA DE MOLINA Nº 4, 28006 MADRID / AVENIDA DIAGONAL Nº 640, 2º A, E-08017 BARCELONA / FERNÁNDEZ Y GONZÁLEZ Nº 2, PLANTA PRINCIPAL, E-41001 SEVILLA / C/ROGER DE LAURIA Nº 7, 1ª PLANTA, 46002 VALENCIA / COSO Nº 33, 5º A, 50003 ZARAGOZA, CANTÓN PEQUEÑO 15, 4º, 15003 A CORUÑA.

La información contenida en este documento ha sido obtenida o está basada en fuentes fiables pero no se garantiza su exactitud o que esté completa. En consecuencia UBS Europe SE, Sucursal en España no será responsable de ninguna pérdida o daño surgido como consecuencia de confiar en cualquier información inexacta o incompleta en este folleto.

Esta publicación no constituye una oferta para la adquisición de participaciones o acciones de un fondo o cualquier otro producto o servicio. En ningún caso su presentación implica que el producto o servicio contenido en él tenga una disponibilidad inmediata o tan siquiera sea posible ofrecerlo ya que existen productos que se presentan meramente a título de empleo.

Como las inversiones intrínsecamente implican riesgos, cualquier inversión en cualquier producto o servicio debería llevarse a cabo sobre la base de haber leído el folleto completo explicativo de cada producto o servicio. Por favor tome nota de que rentabilidades pasadas no son necesariamente una guía para el futuro y Ud. debería ser consciente de que el valor de las inversiones puede fluctuar. Debe recordar que es posible que parte o la totalidad de la inversión pueda no ser recuperada. Los productos y servicios de inversión descritos en este folleto pueden no ser adecuados a su perfil de riesgo como inversor. Si no tiene clara la conveniencia de esta inversión, le recomendamos que consulte con un asesor de inversiones independiente.

Las personas residentes o domiciliadas en países donde regulaciones de control de cambios o fiscales afectan a la inversión extranjera o en el exterior deberían buscar el consejo local y/o profesional.

Este prospecto no puede ser difundido allí donde hacerlo incurriría en una infracción de la Ley Local.

Los servicios, productos y precios pueden sufrir modificaciones en cualquier momento sin previo aviso.

Fuente de todos los datos y gráficos: (si no se indica lo contrario): UBS Asset Management.

© UBS 2017. El símbolo de la llave y UBS son entre las marcas protegidas de UBS. Todos los derechos reservados.

Los expertos de UBS comparten sus conocimientos: inflación

Tanto si el capital está invertido como si no, e independientemente de cómo se invierta, no hay escapatoria de los efectos de la inflación, pues cuando aumentan los precios se erosiona el poder adquisitivo de cualquier inversión. Lo que puede refutarse, sin embargo, es cómo protegen los inversores su cartera frente a las tendencias inflacionistas.

Una de las razones es que realizar una estimación precisa de las tendencias de la inflación es prácticamente imposible, ya que, además de la inflación lineal, los precios también se ven afectados, por ejemplo, por eventos inesperados de carácter político, económico o de otro tipo. Dado que las previsiones de inflación sólo tienen en cuenta la inflación lineal de las tendencias pasadas, no son una base muy sólida para realizar un reequilibrio efectivo de la cartera orientado a la inflación. Además, la inflación es más difícil de medir de lo que parece a primera vista porque su resultado depende en gran medida de qué partidas se incluyen en la medición de la inflación.

Un buen comportamiento en el pasado a menudo no es suficiente

Una posible solución sería encontrar inversiones que tuvieron una buena rentabilidad durante anteriores periodos inflacionarios. Sin embargo, el problema sigue siendo el mismo: rentabilidades pasadas no garantizan un buen rendimiento en el futuro.

Cómo proteger una cartera contra la inflación

Resumiendo los puntos mencionados anteriormente, la mejor protección frente a la erosión inflacionaria de los rendimientos de la inversión pasa por ser una cartera bien estructurada y equilibrada. Analizar las tendencias de la inflación y el comportamiento de los rendimientos de determinadas inversiones durante anteriores periodos inflacionarios puede dar pistas para la asignación. Sin embargo, es importante evitar un aumento desproporcionado del riesgo en la cartera.

Una cartera construida en base a estas consideraciones podría incluir, por ejemplo, índices de renta variable ampliamente diversificados y una cesta de materias primas y componentes vinculados a la inflación. Gracias a su amplia diversificación y elevada liquidez, los ETFs pueden ser una solución para ayudar a los inversores a implementar este concepto en la cartera.