UBS ETF UBS ETF. Para continuar, debe confirmar que usted es un inversor institucional que vive en España.

Este documento ha sido publicado por UBS con fines meramente informativos y de marketing.

UBS Europe SE, Sucursal en España, con domicilio en calle María de Molina, 4 28006 MADRID, es representante en España de los fondos de inversión gestionados por UBS Asset Management inscritos en los registros de la Comisión Nacional de Mercado de Valores con los nombres UBS (IRL) ETF PLC (nº registro oficial 1507) y UBS ETF (nº registro oficial 1501). Los folletos y versiones simplificadas de los mismos o, en su caso, el documento de datos fundamentales para el inversor, los estatutos, el reglamento de gestión y los informes anuales y semestrales de dichos fondos se pueden solicitar de forma gratuita en UBS, MARÍA DE MOLINA Nº 4, 28006 MADRID / AVENIDA DIAGONAL Nº 640, 2º A, E-08017 BARCELONA / FERNÁNDEZ Y GONZÁLEZ Nº 2, PLANTA PRINCIPAL, E-41001 SEVILLA / C/ROGER DE LAURIA Nº 7, 1ª PLANTA, 46002 VALENCIA / COSO Nº 33, 5º A, 50003 ZARAGOZA, CANTÓN PEQUEÑO 15, 4º, 15003 A CORUÑA.

La información contenida en este documento ha sido obtenida o está basada en fuentes fiables pero no se garantiza su exactitud o que esté completa. En consecuencia UBS Europe SE, Sucursal en España no será responsable de ninguna pérdida o daño surgido como consecuencia de confiar en cualquier información inexacta o incompleta en este folleto.

Esta publicación no constituye una oferta para la adquisición de participaciones o acciones de un fondo o cualquier otro producto o servicio. En ningún caso su presentación implica que el producto o servicio contenido en él tenga una disponibilidad inmediata o tan siquiera sea posible ofrecerlo ya que existen productos que se presentan meramente a título de empleo.

Como las inversiones intrínsecamente implican riesgos, cualquier inversión en cualquier producto o servicio debería llevarse a cabo sobre la base de haber leído el folleto completo explicativo de cada producto o servicio. Por favor tome nota de que rentabilidades pasadas no son necesariamente una guía para el futuro y Ud. debería ser consciente de que el valor de las inversiones puede fluctuar. Debe recordar que es posible que parte o la totalidad de la inversión pueda no ser recuperada. Los productos y servicios de inversión descritos en este folleto pueden no ser adecuados a su perfil de riesgo como inversor. Si no tiene clara la conveniencia de esta inversión, le recomendamos que consulte con un asesor de inversiones independiente.

Las personas residentes o domiciliadas en países donde regulaciones de control de cambios o fiscales afectan a la inversión extranjera o en el exterior deberían buscar el consejo local y/o profesional.

Este prospecto no puede ser difundido allí donde hacerlo incurriría en una infracción de la Ley Local.

Los servicios, productos y precios pueden sufrir modificaciones en cualquier momento sin previo aviso.

Fuente de todos los datos y gráficos: (si no se indica lo contrario): UBS Asset Management.

© UBS 2017. El símbolo de la llave y UBS son entre las marcas protegidas de UBS. Todos los derechos reservados.

ETFs – Introducción

Los fondos cotizados (ETFs) se encuentran entre los instrumentos de inversión más populares y entre los productos de inversión con un crecimiento más rápido en la industria de fondos. Combinan los beneficios de las acciones y los fondos, al mismo tiempo que ofrecen a los inversores la oportunidad de invertir con un coste bajo y de forma flexible y transparente en todos los mercados, lo que les permite diversificar su cartera con una sola operación.

¿Qué es un ETF?

Un fondo cotizado es un fondo de inversión que replica la rentabilidad de su índice subyacente y que puede comprarse y venderse en el mercado de valores. Como un fondo tradicional, un ETF es un fondo de inversión y por tanto no se ve afectado por la insolvencia del proveedor del ETF. Esto permite acceder a los beneficios de un fondo de inversión, aunque cotiza como una acción. Las operaciones con ETFs pueden realizarse en un mercado de valores regulado u over-the-counter (OTC) en cualquier momento del día. Dado que el ETF está vinculado a un índice subyacente, son vehículos pasivos que simplemente replican la rentabilidad del activo subyacente. En otras palabras, cuando aumenta el valor del índice subyacente, el valor del ETF también se incrementa.

Los primeros ETFs fueron cotizados en EEUU en 1993 y en Europa en 1999. Desde entonces, está disponible un número cada vez mayor de ETFs. Tradicionalmente, los ETFs han sido fondos indexados pasivos, pero los ETFs gestionados activamente también han entrado en juego desde que fueron autorizados en 2008 y requieren una estrategia de gestión de la cartera.

Los fondos cotizados están disponibles en una amplia variedad de clases de activos subyacentes (por ejemplo, acciones, bonos, materias primas, inmobiliario). Tanto si se adquiere un ETF individual que expone al inversor a un mercado específico como una selección de ETFs en múltiples mercados, los fondos cotizados son una excelente forma para crear una cartera de inversión equilibrada. Tanto los nuevos inversores como los más experimentados deberían considerarlos para obtener resultados competitivos, efectivos en términos de costes y a largo plazo.

Los ETFs comparten las siguientes características básicas:

Diversificación

Los ETFs proporcionan la oportunidad de diversificar la cartera de una manera eficiente y con un bajo coste mediante la distribución de los riesgos a través de diversos portadores del riesgo, permitiendo optimizar el perfil de riesgo de la inversión. Dado que los ETFs replican un índice, se puede cubrir un mercado entero con una sola operación.

Flexibilidad

Los ETFs son fáciles de comprar y vender, incluso en el día. Los inversores pueden actuar en función de su visión del mercado en cuestión de segundos. Debido a estas características, los ETFs se pueden utilizar como parte de una estrategia de inversión de diferentes maneras: para conseguir crecimiento a largo plazo, para capitalizar oportunidades de trading a corto plazo o para cubrir una parte de la cartera.

Seguridad

Como los fondos tradicionales, los ETFs son fondos de inversión. No se ven afectados por la insolvencia del proveedor del ETF o del banco custodio, ya que los activos del fondo están fuera de balance.

Transparencia

Los ETFs son instrumentos de inversión especialmente transparentes porque consiguen la rentabilidad del índice subyacente, neta de comisiones. Todas las claves de la cotización, así como otras informaciones, pueden verse en el mismo día o en tiempo real. Los UBS ETFs calculan el valor liquidativo indicativo cada 15 segundos durante el horario habitual de cotización.

Eficiencia de costes

Los ETFs no incurren en comisiones de emisión o reembolso, solo los costes de las operaciones de compra y venta del ETF. Además, solo se cobra una comisión de gestión mínima.