Inversiones alternativas

Durante años, los movimientos en los mercados de valores internacionales se han caracterizado por la incertidumbre en la renta fija y variable, así como por pronunciadas fluctuaciones en los tipos de cambio. Por otra parte, el proceso de globalización ha incrementado la interdependencia entre los retornos de las distintas regiones geográficas y clases de activos tradicionales (bonos, acciones etc...)

Una forma de abordar esta situación es ofrecer alternativas de inversión que han demostrado ser capaces de capear el temporal de los turbulentos mercados de acciones y bonos.

Los productos ligados a Inversiones Alternativas se incluyen en esta categoría, ofreciendo una solución para diversificar, reducir el riesgo y, lo que es más importante, sin ningún recorte en la rentabilidad prevista.

Estos productos pueden abarcar múltiples estructuras como notas de capital garantizado, certificados ligados a fondos de Hedge Funds, materias primas, activos inmobiliarios o capital riesgo.

Las características de las cuatro clases de activos no tradicionales:

Hedge Funds: Tienen como objetivo sustituir el riesgo de mercado por la toma de decisiones acertadas. Normalmente aportan rentabilidades absolutas.

Materias primas: Tienen características de rentabilidad diferentes a las de las clases de activos tradicionales. Pueden servir como protección parcial a la inflación.

Inmuebles (Real Estate): Estabilizan la cartera con unos flujos de caja estables y rendimientos recurrentes. Pueden ofrecer cierta protección contra la inflación.

Capital riesgo (Private Equity): A largo plazo, ofrece rentabilidades más atractivas. No obstante puede ser una inversión de difícil acceso.

Estas cuatro clases de activos no suelen estar correlacionadas entre sí. Estas características hacen que al incluir hedge funds, materias primas, activos inmobiliarios y capital riesgo en la cartera de un inversor particular se mejore la relación entre rentabilidad y riesgo de la cartera, éste gane en eficiencia.

Cada inversor tendrá que estudiar con su asesor personal cómo incluir estas clases de activos en función de sus perfiles de riesgo.

Más información

Para más información consulte con nuestros asesores en algunas de nuestras oficinas en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y La Coruña.